?>
Tecnología
Nacional | Nacional | Nacional - Publicado hace 114 dias

Cómo la IA está redefiniendo la logística y el servicio al cliente en Chile

Industria e Innovación Cómo la IA está redefiniendo la logística y el servicio al cliente en Chile
#7500 | 05 de Febrero del 2024
“Lo más poderoso de esta tecnología, es que permite interrelacionar todas las etapas de la supply chain. Son muchísimas variables y esta es una de las grandes ventajas que da la IA, ya que de nada sirve llegar antes, si eso implica ser más contaminante, más inseguro y más caro”, comenta Gonzalo Co-Founder & Chief Commercial Officer de Tranciti, LogTech chilena, pionera en América Latina en entregar una solución logística desde la primera hasta última milla.

En la industria de la logística, la Inteligencia Artificial (IA) está generando un impacto significativo tanto en la optimización de la eficiencia en procesos, como en la visibilidad y toma de decisiones estratégicas de las organizaciones. Se trata de una tecnología que está en evolución continúa, brindando nuevas oportunidades para mejorar la eficiencia operativa y la satisfacción del cliente en toda la cadena de suministro.

Por lo mismo, se estima que para 2025, el 95% de las empresas, a nivel global, tendrán chatbots con Inteligencia Artificial. Con este dato, se confirma que la aplicación de la IA no es algo futurista, sino una tecnología del presente. 

“La aplicación de la IA en logística debe ser vista de manera transversal. Por un lado, es una tremenda tecnología que apoya la toma de decisiones estratégicas basadas en datos en tiempo real. Además, la IA puede prever posibles problemas en la cadena de suministro y en vehículos de transporte mediante el análisis predictivo. Esto facilita, entre otras cosas, la programación de mantenimiento preventivo de la flota, la elección de rutas más óptimas, entre otras acciones que evitan tiempos de inactividad no planificados y, por ende, el ahorro significativo de recursos”, explica Gonzalo Fuenzalida Zegers, Co-Founder & Chief Commercial Officer de Tranciti, LogTech chilena, pionera en América Latina en entregar una solución logística desde la primera hasta última milla.

“Ahora, el usar la IA para optimizar las rutas y llegar a tiempo es sólo una parte de la cadena de suministro, importante y todo, pero sólo es velar por un área, ya que existen una serie de variables que hay que tomar en cuenta. Por ejemplo, no sacas nada con llegar a tiempo con un pedido, si no te preocupas también por la seguridad del conductor, del vehículo, por el gasto en el combustible y la contaminación que genera éste”, enfatiza el profesional. 

“Con IA podemos, por ejemplo, predecir la demanda por un determinado producto, el tráfico que habrá ese día en la ruta, pero ¿qué pasa si tu flota no está con el mantenimiento al día o el conductor maneja a exceso de velocidad? El conducir de manera correcta, no sólo es cuestión de seguridad, sino también está relacionado con el uso eficiente de recursos, ya que genera menos consumo de combustible y, por ende, una menor emisión de CO2, permitiéndonos ahorrar, contaminando menos”, agrega. 

Bajo esta mirada es que el profesional indica que la IA, “si bien con los distintos algoritmos puedes tomar decisiones estratégicas en términos de mejorar procesos, lo más poderoso de esta tecnología, es que permite interrelacionar todas las etapas de la supply chain. Son muchísimas variables y esta es una de las grandes ventajas que da la IA, ya que de nada sirve llegar antes, si eso implica ser más contaminante, más inseguro y más caro”, comenta Gonzalo. 

Según aclara el experto, “para que se cumpla la promesa del ‘en tiempo y forma” con IA, hay que interrelacionar todos los elementos del proceso. Sólo así, se logra tener una visión clara y medible de los costos y resultados de manera precisa”. 

Por ende, la IA si bien facilita la solución de distintas problemáticas a nivel de logística, también genera nuevos desafíos para empresas como Tranciti que entrega soluciones tecnológicas. 

Nuestro trabajo no sólo se enfoca en entregar un ecosistema, sino en crear algoritmos adaptables para todo tipo de industria y necesidades específicas de cada cliente, capaces de interrelacionar con todas las variables de la supply chain”, concluye.